+93 245 30 32 / +34 93 265 29 17 / +34 93 265 47 81 / +34 670 24 01 71 info@integrama.eu

Casas pasivas, una tendencia de construcción a nivel mundial

Se trata de un concepto que nace a fines de la década del 70´en los Estados Unidos y rápidamente se propaga a toda Europa, principalmente en los países más fríos, teniendo como referente y a la vanguardia a Alemania en el viejo continente.

98783_54654

Una construcción que tenga en cuenta cuatro factores principales: temperatura, soleamiento, humedad y viento, financia la edición de una guía de diseño de casas pasivas para cada clima del país. Se lo llama diseño pasivo y propone consignas para seguir como: el clima y confort de su casa, como definir su clima, inconvenientes climáticos, ventajas climáticas, ¿Cuál es su condición climática básica? y ¿Cómo diseñaría usted para este clima?, entre otros aspectos.

Estándar Passivhaus: nace en Europa Central en 1988 como un estándar para la construcción de viviendas eficientes luego de una reunión entre dos profesores de edificación y medio ambiente. Se basa en la edificación de construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, una gran calidad del aire interior; además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético al 70% (sobre las construcciones convencionales).

La clave: el Aislamiento Térmico

De todos los conceptos trabajados se concluyó que este punto es el más importante para lograr una casa pasiva. Ya sea en la montaña o en el desierto, el aislamiento juega un papel fundamental a la hora del consumir energía y por eso la utilización de materiales con mayor eficiencia de aislación darán como resultado una vivienda más eficiente en cualquier tipo de clima.

El rol de la madera en el aislamiento de la vivienda.

Conceptos a tener en cuenta para diseñar una Casa Pasiva:

• Mejor aislamiento térmico (con materiales eficientes -en ocasiones ancestrales como los distintos tipos de maderas- revestir con los materiales de aislación más innovadores y eficientes.

• Cerramientos eficientes (a mayor hermetismo, menor pérdida energética) lo que ayuda a reducir las pérdidas de calor en las noches invernales.

• Permitir la entrada del sol invernal, con la orientación y el diseño de las aperturas y cornisas, que bloquean el sol vertical y dejan pasar el sol invernal, más horizontal.

• Bloquear el sol de verano o mediodía -vertical- usando protecciones solares fijas, móviles y/o naturales (por ejemplo, una arboleda caducifolia, que pierde las hojas en invierno -dejando pasar el sol- y las recupera en primavera).

• Evitar la sombra de otros edificios, accidentes geográficos, una mala orientación, etc.

• Evitar la sombra de otros edificios, accidentes geográficos, una mala orientación, etc.

• Instalar renovables (paneles solares térmicos y fotovoltaicos para agua sanitaria y consumo eléctrico; así como alternativas -pequeños molinos eólicos o incluso pequeñas estaciones hidroeléctricas cuando se disponga de un pequeño curso de agua).

• Aumentar el espesor térmico en fachadas y azoteas, optando cuando sea posible (y económicamente viable) por jardines verticales y horizontales con especies -preferiblemente locales- que requieran poco mantenimiento.

Fuente: puntobiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>